Políticas escenciales al alcance de todos

Políticas Públicas

Las pautas que rigen nuestros destinos como sociedad, como países, etc., se llaman POLITICAS.  Quienes las hacen son los POLITICOS, sin embargo, estrictamente hablando, los políticos deberíamos ser TODOS, porque se trata de nuestros destinos, de lo contrario, sería como querer ir a la playa y subirnos a un autobús del que no sabemos quién lo conduce, a dónde va pero además de todo, lo más grave es que NO NOS INTERESA.  Es algo así como un juego raro y absurdo.  El lenguaje pomposo y engañoso que se usa por los POLITICOS, espanta, intimida, molesta y es hora de que cualquier persona ENTRE A LA CREACION DE POLÍTICAS PUBLICAS en lenguaje siempre simple, porque impactan desde niños hasta adultos.  Las políticas públicas no serán mejores porque el lenguaje sea rimbombante.  Al contrario, entre más simple y menos pretencioso, breve y conciso sea el lenguaje, mucho mejor.

Cuantas veces hemos visto que el reportero pregunta algo supuestamente sobre alguna política pública y el entrevistado contesta cantinflescamente porque en realidad no sabe de qué le hablan.  No es ninguna gracia el fenómeno.  Nadie debería alegrarse o reirse de la ignorancia sobre políticas públicas, sino más bien alarmarse y tomar medidas para que más y más gente sepan de qué se trata la tarea de hacer verdadera política y no la clásica politiquería que probadamente ha sido una cadena de intrigas para beneficio de unos pocos, cosa totalmente opuesta a la verdadera política.

La rendición de cuentas, la transparencia y la no confidencialidad sobre el trabajo público es básico para un sistema de políticas públicas sano.  Las políticas comienzan en el propio lugar done uno decide vivir.  Cuando se acepta vivir amontonado en casuchas de calidad ínfima, que cuestan 5000 pesos el metro cuadrado (del cual, al ex-ejidatario le dan 7, 10, 50 o 100 pesos por metro cuadrado),  sin derecho a verdadero jardín, estamos colaborando a las malas políticas públicas.

Cuando renunciamos a formar un club porque “toda la gente es mañosa y ratera”, estamos favoreciendo las malas políticas públicas.

Es sorprendente cómo cada día hay más gente dispuesta a formar un club aunque sea de manualidades, de repostería, de arte, de máquinas, de ecologia, de biogas, de educación, etc.  La consciencia del problema de las malas políticas públicas y de lo apartados que hemos estado de la creación de buenas políticas, está haciendo que las charlas de café se vuelvan más prácticas y se lleguen a acuerdos importantes en un número muy grande de pequeños grupos de personas haciendo políticas para esos grupos.

Baste para concluir, confirmarte que eso que tu pequeño grupo también está haciendo es correcto pues tiene un fin noble entre sus miembros y para los que se acerquen.  Estamos ya cansados de que todo tenga un objetivo corrupto, “mochadas”, arreglos en lo obscurito, etc., y este conjunto de cosas básicas son precisamente el inicio de políticas públicas que ven por el bienestar de una sociedad, como ves, nada realmente del otro mundo.

Más sobre políticas públicas al alcance de todos: Fundacion para la Sustentabilidad

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s