Nos oprimían y luego…nos gustó…

Han pasado más de 100 años de aquella deuda pre-revolucionaria y también post-revolucionaria; pero para no detenernos mucho con los aires optimistas y progresistas que trajo la expropiación petrolera, los movimientos obreros, los bonos del ahorro nacional y la larga paz entre los años 30’s hasta finales de los 60’s, lleguemos de una vez, a esta pasada década en que aunque tenemos deuda externa, no es realmente relevante si se compara con las reservas internacionales, con nuestro Producto Interno Bruto (PIB)  y el grado de certeza para la inversión que ha alcanzado México.

PERO, este tema tiene 2 caras.  La cara que damos hacia afuera como un país rentable, es decir que damos GANANCIAS a los inversionistas y por el otro lado la TRISTE realidad de por qué somos rentables.

Repasando.  En tiempos de Don Porfirio, regalábamos el petróleo y claro que la mano de obra.  Y teníamos una gran deuda.  Digamos que teníamos una gran razón para aguantar ser tan “entreguistas”.

Hoy en día, nuestra deuda no es tan grande, tenemos personajes mexicanos de los más ricos del mundo que hacen su fortuna DE NOSOTROS mismos,  tenemos esas famosas reservas record  y TODAVIA regalamos la mano de obra en aras de la “competitividad”.  Alguien nos dijo en cursos de “calidad” que había que competir con los chinos, con los coreanos, pero, ¿por qué no con los alemanes o los japoneses, incluso competir hasta en el poder adquisitivo y en la calidad de vida?

Este banco lo presume a sus accionistas (“BBVA Bancomer continues to take advantage of the opportunities of the Mexican market through the development of its expansion plan, which was launched in March, 2010.“)  y puede comprobarse que los bancos en México reportan ganancias record sacadas DE NOSOTROS: en tarjeta, en préstamos para nómina, automóvil, créditos personales e hipotecas entre otros.  El “cacareo del huevo” de que los bancos ganan mucho en México está por todos lados.  Lo cantan y gritan como si fuera una gracia y no como lo que es: un abuso con autorización de todos los que no decimos nada, tanto dentro como fuera de México.  De hecho está en el Código Civil de cualquier país, que: “es delito enriquecerse a costa del empobrecimiento de otro…”  

Unjust enrichment: When someone has been unjustly enriched (or there is an “absence of basis” for a transaction) at another’s expense, this event generates the right to restitution to reverse that gain.

“Ausencia de Base” es cualquier arbitrariedad.  Si un banco tiene tu dinero y además le tienes que pagar por que lo tenga, ¿no es eso una arbitrariedad e injusticia?  Anteriormente cuando los bancos comenzaban a operar pagaban porque pusieras tu dinero con ellos.  Un día eso se acabó y con respaldo de los países y sus leyes, esto tomó un sentido inverso y ahora los bancos hasta te llaman para que les lleves tu dinero y les pagues…

Uy sí: La tele es super educativa, en la escuela nos enseñan a devorarnos los libros. El “feis” es como que el pasatiempo de hasta el más ocupado.  ¿Y producir?  No mira ¿para qué?: Que trabajen los chinos.  Nuestros 3 (o cuatro) candidatos a la presidencia federal son de primer nivel pero T_O_D_O_S ; o sea hasta batalla uno para decidirse por cuál votar.  Estamos tan hartos de que nos vaya bien que ya no  hace falta ni educarnos, ni preocuparnos, que las transnacionales (y las nacionales) se lleven el excedente de no tener qué pagarnos un salario suficiente.

¿Quieren ustedes inversionistas extranjeros y nacionales GANAR pero seguro?

No le busquen.  En México, para que ustedes se ganen un 30% anual en el mercado bursátil, no hay problema: acá, con las tasas que pagamos a los bancos hay marmaja** de sobra para que ustedes tengan sus reservas tranquilitas reposando en México.

**me refiero a “dinero”, pues en latinoamerica marmaja significa varias cosas tan distintas una de la otra que se pierde el contexto.

Viendo tele, las novelas, NUESTROS COMICOS fabulosos y el imprescindible futbol, con unas caguamitas (cerveza en presentación de 1/4 de galón), no hay problema, nosotros les pagamos sus intereses y otro tanto para los bancos para que crezcan como espuma, tanto como no pudieron crecer con banqueros nacionales.  Pero además; cada bien exportado por nosotros, tiene un precio tan “COMPETITIVO”  que es capaz de poderse vender en otro país, a un precio de 2 a 10 veces más caro que acá y todavía darse el lujo de regresar sea importado o contrabandeado para expenderse en nuestros mercados ambulantes al triple del precio con el que salió al mercado exterior.  Ejemplo: ese pantaloncito de 70 pesos para exportación, ahí está en la pulga o el tianguis a 200-250 pesitos.  Los calcetincitos esos de 5 pesos para exportación, en el tianguis a 15-30 pesitos.

¿Y donde quedaron los obreros “competitivos” que ganan 500 pesos semanales?  ESTAN PIDIENDO PRESTAMO al banco ese con ganancias record y pagando sus muebles y enseres a PAGUITOS.

Pero de esto ya no se habla.  Ok, se bloguea, pero esto no es tema de la juventud que va a votar en julio.  Ellos dicen: “Peña se ve mejor”, “Josefina es mujer, por eso voy a votar por ella”, “El Peje es de los nuestros, ese se baja el sueldo…”

Tampoco es tema de muchos cincuentones ahogados con las deudas y otros líos culturales heredados desde el Cine de Oro hasta la Telenovela que vino a hacer escuela de muchos hogares.

“El que no tranza no avanza” sigue siendo la norma de vida de tantísimas familias, mientras que LOS ALEMANES que no la han tenido fácil, están convirtiendo pueblos enteros a la energía solar y el viento**, al biogas, porque ellos en invierno tienen al menos 1 metro de nieve y 30  grados Celsius bajo cero.   Ellos también decidieron hace mucho, no comer animalejos “alimentados” con hormonas ni químicos raros que luego irían a parar al cuerpo.  Lo mismo para sus vegetales.  Sin químicos y de ser posible en parcelas donde los vegetales se siembran combinados para que unos ayuden a otros.

** Referencias: http://www.ews-schoenau.de , Transcripción: http://www.journeyman.tv/?lid=63490&tmpl=transcript

De pueblo colonial a país pseudo independiente, luego pueblo revolucionario, evento que no trajo bienestar, sino ya mucho después, y debido a causas más bien externas como la depresión Estadounidense y la necesidad de nuestros vecinos de tenernos de su lado para evitar que nos aliaramos con Alemania y/o Japón, en la antesala de la segunda guerra mundial.   Para el campesino hubo una leve mejoría y sólo momentanea luego de 1993 cuando el ejido desapareció y los anteriormente ejidatarios vendieron su parcelita, HERENCIA REVOLUCIONARIA.

Pero toda la explotación de nuestras riquezas y mano de obra en beneficio de algún o algunos países que entonces sucedía a pesar de nuestra conciencia, de nuestro esfuerzo y patriotismo, HOY sigue sucediendo ante nuestra total indolencia y ante nuestra alegre diversión con tanto GADGET o aparatejo que se nos ofrece hasta “en planes”, para que no pensemos en lo que deberíamos pensar.

No es que no haya esperanza, sino que no nos interesa el tema.

Anuncios

Una respuesta a “Nos oprimían y luego…nos gustó…

  1. Grandes puntos se menciona en este artículo. Síndrome de Estocolmo puede ser uno de los factores de la apatía social entre la humanidad, que Carroll Quigley, Russell Beltrand y Aldoux Huxley mencionaron en sus trabajos. Huxley dijo que la gente aprenda a amar su servidumbre, Russell lo llamó come el método científico, y Quigley, la tragedia más grande.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s