Si rasuran al vecino, pon tu barba a remojar

Se ha hecho un esfuerzo inutil para no publicitar estos hechos, pero Islandia ha arrestado y encarcelado a los banqueros causantes de las crisis financieras:

http://elpais.com/diario/2011/04/03/negocio/1301836465_850215.html

El tipo de la foto se llama Sigurdur Einarsson. Era el presidente ejecutivo de uno de los grandes bancos de Islandia y el más temerario de todos ellos, Kaupthing (literalmente, “la plaza del mercado”; los islandeses tienen un extraño sentido del humor, además de una lengua milenaria e impenetrable). Einarsson ya no está en la lista de la Interpol. Fue detenido hace unos días en su mansión de Londres. Y es uno de los protagonistas del libro más leído de Islandia: nueve volúmenes y 2.400 páginas para una especie de saga delirante sobre los desmanes que puede llegar a perpetrar la industria financiera cuando está totalmente fuera de control.

No es que de hecho sea algo más allá de lo que el derecho civil de cualquier país marca:

http://civil-obligacionesiii.blogspot.mx/2010/10/enriquecimiento-ilegitimo.html
http://www.icelandreview.com/icelandreview/daily_news/Former_Chair_of_Iceland%E2%80%99s_Kaupthing_Arrested_in_London_0_375043.news.aspx
http://www.solon.org/Statutes/Mexico/Spanish/libro4/l4p1t1c3.html

Enriquecimiento Ilegitimo.

Una de las fuentes de las obligaciones lo constituye el enriquecimiento ilegítimo, éste deriva de un hecho voluntario lícito, mediante el cual aquel que sin causa se enriquece en perjuicio de otro, está obligado a indemnizarlo de su empobrecimiento en la medida que él se ha enriquecido.
El enriquecimiento ilegítimo básicamente estriba en que no existe una causa eficiente que justifique la disminución de un patrimonio y el aumento de otro, y que además no exista una causa jurídica que explique el desplazamiento total o parcial de un patrimonio al de otra persona, por lo que tal fuente de obligaciones tiene como elementos:

a) El enriquecimiento de una persona;
b) El empobrecimiento de otra;
c) Una relación de causalidad entre el enriquecimiento y el empobrecimiento;

d) Que no exista causa jurídica que justifique el empobrecimiento de un patrimonio y el enriquecimiento de otro.

Desde luego se puede argumentar que al:

(A) “Participar” (B) en los “;ercados” (C) “Financieros” se (D) “Aceptan” los (E) “Riesgos”

Pero es sólo el juego de las Sillas Musicales, el casino donde “La Casa Gana”. Si se presentan como CASINOS es una cosa, pero presentarse como MERCADOS FINANCIEROS cuando de hecho son CASINOS, ya es en principio un engaño, que es lo que Islandia deja claro.

Pero conózcanlos, Jaimie Dimon el director o “Chairman” de JP Morgan Chase

“PERDIMOS 2 MIL MILLONES DE DOLARES” en la transacción….”

http://youtu.be/MFIdCDh6R2s?t=10m34s

Gerald Celente y Lauren Lyster, minuto 12:48

Pongámoslo simple Lauren: Estos son adictos al dinero, habituados a apostar, son apostadores. Eso es todo, “Es una Inversión”, estoy harto de escuchar esa palabra; son apostadores, no son transacciones comerciales son apuestas y lo que pasa cuando los adictos al dinero hacen grandes apuestas [y pierden], acuden a sus cuates del gobierno porque es un club, es una mafia, la mafia financiera donde nosotros la población tenemos que rescatarlos…y se convierten en simples CASINOS que APUESTAN

…luego Jaimie Dimon los llama “malos actores”, que ¿acaso no pueden simplemente llamarlos “criminales”?

Lloyd Blankfein, el director de Goldman Sachs

http://www.youtube.com/watch?v=oOpFbjHcxF0

Según Blankfein, las inversiones vendidas que dejan de estar en poder de Goldman Sachs y pasan a ser propiedad del cliente, NO ESTÁN EN SUS INTERESES y eso les da el derecho de apostar contra esos títulos, bajarles el precio y luego comprarlos baratos, transfiriendo de hecho el dinero de los clientes sin que haya un bien o servicio a cambio, porque EL CLIENTE QUEDA CON MENOS DINERO y ADEMAS QUEDA SIN EL PRODUCTO O SERVICIO, que sólo fue un elemento de engaño que estuvo en poder del cliente por un momento.

En términos “mortales”:

“Te vendo esta cosita, lo que sea que esa cosita pueda ser, te la vendo en 1000 euros, dolares, lo que sea. El cliente la compra y el vendedor tiene sus 1000 unidades monetarias”

“Pasa el tiempo y NOSOTROS los cuates que controlamos “el mercado” “decimos” que esa cosita tiene un precio de 50 euros, dolares o pesos, el poseedor de aquella cosita se siente mal porque tiene algo que no vale, pero el bondadoso VENDEDOR se apiada del arruinado cliente y le da lo doble, le da 100 euros, dólares o pesos y vuelve a adquirir la misma cosita esa”

“El resultado es que el EL CLIENTE HA PERDIDO 900 unidades monetarias Y NO POSEE LA TAL “cosita” que estuvo por algún tiempo en su poder.”

Bajo tales consiciones no importa lo que “la cosita” sea, la operación es fraudulenta de origen y nadie se atreve a denunciarla como crimen porque está tan de moda, que todos la realizan de una forma u otra: SE DAN SOBORNOS a funcionarios, se sobre-valúan los servicios y esperamos que el reality show de la TV en la noche nos haga olvidar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s