Lugares que invitan o que espantan

Cómo usar el suelo

Tenemos un grave tabú en el uso del suelo.  “Esto es mío: tengo escritura y puedo hacer ahí lo que se me peque la gana”.

Ya vamos mal por principio, pues podemos revisar en temas anteriores, que si cada una de las 27 millones de familias usara 2000 metros para vivienda, requeriríamos 5.4 millones de hectáreas que de un total de 190 millones de hectáreas que tiene el país, estaríamos usando solo el 2.8% del territorio nacional.

Necesitamos puestos de trabajo, supongamos que cada familia requiere otros 2 tantos para espacio laboral, 4000 metros para que cada uno desarrolle sus funciones de trabajo: 2.8% x 3 = 8.5% del territorio.  Es bestial, pero reservense pues.

Queda otro espacio del 91.5% hasta ahora intacto para seguir trabajando, en reforestación, en minas, en simples espacios naturales no habitados pero sí cuidados y sí fuentes de empleo y de alimento de todas formas.

Nuestra gran miseria es querer aferrarnos a un pedacillo mal planeado, mal construido,  mal arreglado, feo pues y sin control alguno de giros comerciales.

Es decir. Tierra no nos falta, tenemos más de lo que podemos manejar y cuidar.

Ideal sería decir: “ahí están las tierras, hagámos algo bueno con ellas en su conjunto” ¿quién es dueño de qué?

¡Espérate!

De qué te sirve ser dueño de un valdío que no produce.  De qué te sirve ser dueño de un restaurantazo y un hotelazo con malos servicios.

Nada, por más bonito sirve para nada si no funciona bien.

La riqueza no está en la cosa muy mona o muy coqueta.  Eso es solo atractivo visual pero no generará nada si nadie trabaja bien.

Deja que produzca, que invite, que guste, que genere trabajo y trabajo es riqueza.  Aunque fuera uno jardinero, pero de un emporio, es mil o 10,000 veces mejor que ser propietario de un terreno valdío de 10 hectáreas.

“Se hará una gran zona turística y tu changarrito de 10×20 estorba, ya te pusimos uno igual (MEJOR porque ahora combina con los giros comerciales de la zona) en la zona de enfrente”

Ya sabrán la respuesta de quienes insisten en razonar con lo que sea menos con el cerebro: Que mis chicharrones, mis escrituras, que si sabe usted quién soy yo, más otras por el estilo y hasta peores.

En realidad la escritura de propiedad es lo de menos mientras hay (1) un contrato de operación, (2) Un servicio que invita (3) Ventas, (4) Trabajo, (5) Derrama, (6) Movimiento Económico, (7) Crecimiento.

La escritura de propiedad es inutil, sin todo lo demás y eso es lo que tenemos hoy en día.  Millones de escrituras y cero participación para desarrollos con participación y trabajo en equipo.

¿Cuál equipo va a haber?

Si lo único que escuchamos es: Esos son pata rajadas, nacos, fresas, etc.…….. pero con escrituras!!!!!

Entonces, primero que haya riqueza, luego el que menos gane tenga unos 25,000 o 30,000 pesos por el trabajo más modesto y no le falte nada. Cero pobreza.  ¿Cuál pobreza va a haber si todos cooperamos.?

De ahí te haces una escala de ingresos razonables por las diversas responsabilidades.  Al menos con no tener pobres y con que todos puedan vivir sin carencias de ningún tipo, ni morales, ni educativas, ni materiales, consecuentemente se garantiza la venta de quienes tengan que proveer lo que todos han de poder consumir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s