Mano de Obra y otros males

Hoy, luego de tantísima belleza creada por la naturaleza misma, nos hemos inventado un mundo que funciona al revés de como la historia de la Tierra no enseña. Moscas, aves, bichos, tienen riqueza en abundancia, alimento ilimitado, en especial cuando las especies se ayudan. Pero el ser humano trabaja al revés. Hay que quitar a otros en lugar de ayudar. Y el que trabaje, hágasele creer que su trabajo vale tan poco que debe ganar menos cada vez. Debe valer tan poco que debe pedir prestado, contratar créditos, para poder pagar sus compromisos, hasta aquellos relacionados con comer, comprar ropa y hasta créditos para poder lavar la propia ropa. Créditos para estudiar y aprender.

En fin, se nos ha inventado un mundo donde los humanos solo existimos para pagar impuestos, pagar intereses, estupidizarnos con la TV y tantísima basura que producen quienes se autonombran “lideres” de lo que sea: de medios, de opinión, etc.

Fresca y fuerte, en armonía con la naturaleza

Fresca y fuerte, en armonía con la naturaleza

En el centro de esta distracción está hacernos creer que la naturaleza no vale. Que vale el capital y sólo hay que rendir culto a éste y a todo aquello que la publicidad ordene. Pero NO CRECERIA ni un TOMATE, sin un rayo de SOL. Ni existiría un pasto o grano de trigo sin SOL. Ni tampoco sin aire ni agua. Por más trabajo y Kilowatts-hora puestos en algo, no existiría alimento y naturaleza, si no fuera por la naturaleza.

Y no se diga, la naturaleza transformada por el paso de los millones de año. Añejada como el PETROLEO. Quienes -se atreven y- ponen precio al petróleo, cuentan la mano de obra -al minimo precio posible-, la energía eléctrica, sus fierros, torres, buques y otras cosas, pero NUNCA cuentan el valor del PETROLEO MISMO. Ni tampoco piensan -o se rehusan a hacerlo- que no será la mosca o el gato, el perro o el caballo quien vendrá con billetes para pagar el petróleo. Será el hombre. Pero lo curioso es que si el hombre gana poco dinero, no podrá pagarlo. si gana suficiente, podrá pagarlo y aumentará las ventas de quien sea. En realidad quien venda, venderá mucho más si el trabajador gana mejor. Esto está probado ya matemáticamente desde el teorema de máxima transferencia de potencia.

No considera el costo del petróleo mismo

No considera el costo del petróleo mismo

Pero miopemente, un grupo de bandidos han dictado que se pague poco, para que estos trabajadores infelices pidan crédito y los bandidos puedan cobrar sin trabajar. Que trabajen los tontos y además que ganen poco. Y por ahí fluye la también miserable cadena de desgracias que azotan a la humanidad: amontonamiento en ciudades llenas de concreto; no de árboles y naturaleza. Prívese al ser humano de disfrutar la naturaleza y enciérrece entre bloques de concreto para hacerlo pagar por todo eso, cuando ni un árbol allá afuera, le cobra por sentarse abajo de él; como no se le cobra a la mosca que se sienta sobre…¿un helado de fresa? ¿una manzana? ¿un trozo de carne?

Es curioso. Ahora resulta que la mosca la pasa mejor que uno.

Pero también es curioso que mientras eso sucede, nosotros y los que vienen detrás de nosotros, la pasamos viendo la TV y escuchando por lo general música o viendo vídeos, noticieros, lo que sea, pero menos pensando cómo unirnos para acabar con tantas tonterías que permitimos que sucedan. Dejamos que diputados y parlamentarios que ni conocemos guien los rumbos de nuestras vidas, quitándonos derechos y trayéndonos más problemas conforme el tiempo pasa.

En pleno festin, sin pagar propina

En pleno festin, sin pagar propina

Los chicos se pintan de EMOS o cosas de moda y con razón se deprimen, pero no piensan, no pensamos que los seres humanos decidimos y que tenemos ese derecho y capacidad. Mejor dejamos que otros más tontos decidan por nosotros.

Y ahí estamos: terrorismo, epidemas reales o inventadas; debates entre izquierdas y derechas, extremismos religiosos, guerras inventadas, todas ellas para alimentar un par de negocios ruines: el préstamo de dinero para hacer guerra, la industria de las armas, de donde éstos, los que hacen esos negocios han vivido por siglos y no se han saciado. Esperan que sigan habiendo tontos que creen en la polarización política e ideológica, que creen que son más importantes aferrarnos a 7 pecados capitales con suficientemente grandes fuerzas, como para pelear hasta morir, pero claro, no a puño limpio: sino con armas y no con cualquier arma; las más destructivas, pero además las que no podemos comprar con nuestro propio dinero, sino con dinero prestado y con intereses.

Ya encarrerado el ratón..."ch.s.m.el gato"

Ya encarrerado el gato..."ch.s.m.el ratón"

Hay que fomentar la testosterona que aminore el raciocinio. Y si naturalmente parece poca la testosterona que hay, cómprense píldoras y drogas para que sintamos que nuestro cerebro reside en los huevos, en los cojones. Y que antes de sentarnos a trazar ecuaciones y a determinar objetivamente el estado físico de un problema en todos sus posibles ángulos, rápidamente los cojoes más hinchados que picados por las avispas, listos para tirarle un balazo al que nos dijo: “hazte a un lado idiota”, porque claro, con tanta testosterona, sólo podíamos pensar en las nuevas tetas de Yola Berrocal y su ingeniosa idea de querer poner de moda las tetas grandes.

Yola Berrocal Antes y Después

Yola Berrocal Antes y Después

Mano de obra ¿por qué un mal? Porque ese modo de describirle denota “un costo más”.

  • Trabajo=valioso, dificil, bendición.
  • Mano de obra=costo que hay que reducir.
Derecho fundamental al trabajo

Derecho fundamental al trabajo

Hasta pronto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s